Medicina Veterinaria trabaja por la Acreditación

El 31 de Agosto del 2017  se han  radicado  documentos en el  Sistema Automatizado Aduanero Integral (SAAI) y en la Plataforma del Consejo Nacional de Acreditación (CNA),  estos siguen en proceso de revisión en el Ministerio Nacional de Educación de Colombia (MEN) para asignar pares evaluadores que verifiquen las condiciones de calidad de Medicina Veterinaria.

 El 19 de septiembre del año 2014, los docentes del programa de Medicina Veterinaria, junto a  Lina Trujillo y Mirian Zapata  decidieron de manera conjunta  someter el programa a este proceso de acreditación,  gracias a todos los estamentos que  hacen parte, especialmente docentes, administrativos, estudiantes, junto al apoyo de la institución que invierte  para adquirir los equipos, insumos y recursos humanos para el funcionamiento de calidad del programa.

“La Acreditación  de Medicina Veterinaria es importante para la facultad porque  mejora los estándares de calidad, el perfil del egresado,  docente que participe en este proceso del programa”, agregó  el decano de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad de Pamplona,  John Jairo Bustamante Cano.

Tiene una  vigencia que dura  siete años, su  solicitud  inició  con la voluntad de la Universidad de querer acreditarse institucionalmente. Se tuvo en cuenta que el proceso de la primera autoevaluación después de la renovación del registro  identificó las fortalezas del programa Medicina Veterinaria.

“Es importante para toda la comunidad académica porque  evidencia  que el programa cumple con estándares de alta calidad en la formación de Médicos Veterinarios, además mejorará la visibilidad nacional del programa”, afirmó Trujillo y Zapata.

  Los docentes tengan como mínimo una formación en maestría y las competencias para ser profesor Universitario del programa de Medicina Veterinaria y  los estudiantes tengan docentes idóneos de manera que se garantice una formación del futuro profesional  para llegar a ser competentes en su futura profesión,  así ir  en línea con la política de calidad institucional.

Este proceso garantiza  nuevas opciones en cuanto a la aplicación a convocatorias de becas, asignación de recursos para investigación, aprobaciones de homologaciones de asignaturas con otras universidades nacionales e internacionales.